NUESTRA HISTORIA

La Fundación Camila Salomé, nace como iniciativa de dos padres que perdieron a su única hija producto de un Glioma cerebral.

Camila Salomé fue una niña alegre y feliz hasta que en agosto del 2012 a sus 14 años de edad fue diagnosticada de un glioma cerebral, un cáncer sumamente agresivo. Los tratamientos de radioterapia y la medicación que tomaba provocaron un cambio drástico en su apariencia física y además disminuyó su capacidad intelectual debido a su enfermedad.

Víctima de la enfermedad del siglo XXI y de la insolidaridad humana, falleció luego de dos años de lucha diaria.

Camila Salomé fue una guerrera incansable, día a día luchó por seguir adelante, luchó con sus dolencias, con la insensibilidad de la gente, luchó por la vida. Ella nos dio muestras de valentía, de madurez, de alegría, solidaridad y fortaleza.

El mayor deseo de Camila Salomé fue seguir con sus estudios, pero debido a la falta de sensibilidad y desconocimiento de lo que provoca el cáncer, fue rechazada por algunas instituciones educativas y, fue discriminada por sus propios compañeros y amigos del colegio. Camila Salomé no pudo continuar sus estudios en el programa normal y su madre tuvo que convertirse en su maestra y cumplirle su sueño de seguir estudiando. No hubo solidaridad social.

En homenaje a nuestra hija inolvidable nace la Fundación “Camila Salomé” para ayudar a niños, niñas y adolescentes con cáncer. Fue su sueño y ella desde el cielo estará pendiente de que lo cumplamos y será para su regocijo, paz y tranquilidad.



HISTORIA DEL LOGOTIPO

La imagen de lo que es hoy el logotipo de la Fundación Camila Salomé, es una creación personal de Camila Salomé, con la que participó en un concurso de pintura para niños, niñas y adolescentes con cáncer organizado por la Fundación de Ayuda para Niños y Adolescentes con Cáncer (FANAC) y obtuvo el segundo lugar.

Cuando desarrollamos el Proyecto de la Fundación y creamos una página de Facebook para publicar los avances y la ayuda que brindábamos en ese momento, fue necesario crear una imagen que nos identifique y decidimos tomar la pintura realizada por Camilita, ya que además de gustarnos, es una creación de nuestra hija. Esta imagen luego fue retocada por la Diseñadora Gráfica Paulina Enriquez y se convirtió en el logotipo de la Fundación.